xx

Noticias

Jueves, Noviembre 24, 2011 - 17:58
Director Nacional de ONEMI dio inicio a la segunda etapa de fortalecimiento de la Red Nacional de Monitoreo Sísmico

65 nuevas estaciones sismológicas serán instaladas en esta fase, lo que permitirá mejorar los sistemas de procesamiento sobre este tipo de riesgo

Esta mañana, en la comuna de Caldera, Región de Atacama, el Director Nacional de ONEMI, Vicente Núñez y la Jefa de la Unidad de Proyectos Especiales de ONEMI, Stephanie Castro, dieron inicio a la segunda fase de ampliación de la Red Sismológica Nacional.

En la ocasión, se inauguró la primera estación de monitoreo de un total de 65 que serán instaladas a lo largo de Chile con el fin de fortalecer la captura y procesamiento de datos sobre riesgo sísmico en nuestro país.

Durante la jornada, el Director Nacional de ONEMI señaló que “este es un paso tremendamente significativo para la Región de Atacama y para Chile. Hoy se inicia la segunda etapa del desarrollo de la Red Nacional de Monitoreo Sísmico. De esta forma, a partir de hoy y hasta el 31 de diciembre del año 2012, instalaremos 65 estaciones sismológicas desde Arica a Magallanes, para que Chile cuente con una gran red que permita en tiempo real y en forma precisa e inmediata procesar todo lo que ocurre en materia de sismicidad”. Además agregó que “la Región de Atacama va a contar, cuando finalice este proyecto, con ocho estaciones distribuidas uniformemente a lo largo del territorio”.

Sobre las características de las estaciones sismológicas, la Jefa de la Unidad de Proyectos Especiales de ONEMI, Stephanie Castro, dijo que “este es un sismómetro de banda ancha, es uno de los sensores más usados a nivel mundial de alto estándar, que permite tener la medición de los movimientos subterráneos desde aquellos que son de muy baja frecuencia hasta los que son perceptibles por la comunidad”.

Durante el 2011, fueron instaladas diez estaciones de monitoreo sísmico en el país como parte de la primera etapa del fortalecimiento de la Red Nacional de Monitoreo Sísmico. Estos instrumentos fueron donados por el consorcio de universidades norteamericanas IRIS, y se suman a los que se instalarán en esta segunda etapa a través de ONEMI.

A nivel país, considerando las estaciones de la red Troncal donadas por IRIS y las nuevas estaciones, Chile contará con más de 75 sismógrafos distribuidos en el territorio nacional, lo que permitirá, entre otras cosas, mejorar los sistemas actuales de monitoreo y procesamiento sísmico y fomentar la investigación científica.